Al sur de Alemania, el inmenso lago de Constanza es la frontera natural del país germano con Suiza y Austria. Su ciudad más grande, con alrededor de 100.000 habitantes, tiene por nombre Constanza, el mismo que la gran masa de agua. Y pese a su pequeño tamaño ha sido testigo de un gran concilio y de la firma de un importante tratado de paz.

Merece la pena visitarla por su catedral, su atmósfera medieval, su ambiente universitario y como punto de partida hacia otros lugares interesantes, como la ciudad en la que estuvo la primera fábrica de los dirigibles Zeppelin o como Mainau, conocida como isla de las flores.

En este artículo te cuento los sitios que no te puedes perder en una escapada a Costanza y te doy algunas recomendaciones de una colaboradora del blog que vivió en la ciudad durante unos meses.

La Catedral de Constanza

img_2272

Constanza tiene la singularidad de ser una de las pocas ciudades en las que se ha elegido un papa fuera de Roma. Sucedió en 1418 en un concilio que duró más de tres años. Este sirvió para acabar con el Cisma de Occidente, conflicto de la Iglesia en el que hasta tres religiosos autoproclamados papas se disputaban ser la máxima autoridad cristiana.

El lugar donde se celebró el famoso congreso fue en la catedral. Un templo milenario en el que encontrarás una gran variedad de estilos arquitectónicos y que se halla en la ruta del Camino de Santiago (a 2340 km de la ciudad gallega).

img_3493

Imperia

img_3240

El polémico símbolo de la ciudad. Una estatua giratoria de 9 metros que representa a Imperia: la prostituta más famosa de su tiempo (siglo XVI). Algo paradójico es que ella vivía en Roma y nunca llegó a visitar Constanza.

Te preguntarás entonces ¿cuál es la conexión? Surge de un escritor francés, Honoré de Balzac, que ambientó en 1837 su cuento Belle Imperie en la Constanza del Concilio. Se trata de una sátira de la moralidad del clero católico de la época, en la que la bella Imperia seduce tanto a cardenales como a príncipes.

La estatua fue levantada junto al puerto en 1993 por el escultor Peter Lenk y en sus manos la cortesana sujeta al Papa Martín V y al emperador Segismundo, ambos protagonistas del Concilio.

Casco histórico

img_3552

El pintoresco casco histórico de Constanza tiene muchos detalles que seguro que te sorprenden: murales en las fachadas de las antiguas construcciones, objetos que sobresalen entre sus puertas y ventanas… En una ruta por sus calles no deberías perderte: las medievales puertas de Rheintor y Pulverturm, la original Kaiserbrunnen (la fuente imperial), la Casa del Concilio (lugar de la época del acontecimiento en el que se celebran eventos y conferencias) o el Rathaus (ayuntamiento).

Museo de Rosgarten

img_3505

Para acercarte a la historia de la ciudad te recomiendo visitar el Museo de Rosgarten. La colección cuenta con más de 50.000 objetos entre los que destacan una maqueta de Constanza medieval, hallazgos arqueológicos del neolítico y retablos medievales.

En la sala de los gremios se encuentra la Crónica de Richental, uno de los documentos más importantes de la historia de Constanza ya que el texto con sus coloridas ilustraciones documentan los hechos sucedidos durante la celebración del Concilio.

En la última planta descubrirás una impactante exposición sobre Constanza durante la época del Tercer Reich.

img_2049

Friedrichshafen y el museo de Zeppelin

img_3359

Una de las mejores opciones para ir al encuentro de Imperia y navegar por las aguas del lago de Constanza es el museo de Zeppelin de Friedrichshafen: la colección más importante del mundo sobre la historia de los dirigibles.

En su interior podrás embarcarte en una réplica a tamaño real del famoso LZ 129 Hidenburg y conocer algunas curiosidades sobre este lujoso medio de transporte capaz de cruzar el océano Atlántico.

img_3375

En Friedrischafen también te aconsejo que camines por el agradable paseo que rodea el lago.

img_3343

Mainau

img_3679

Otro plan interesante es coger un autobús y dirigirse a Mainau, una pequeña isla unida a la ciudad de Constanza por un puente y que recibe el sobrenombre de la isla de las flores.

Pese a su pequeño tamaño (10 veces más pequeña que el canario islote de Lobos), reúne una gran diversidad de especies vegetales y rincones con encanto como el jardín de dalías, la avenida de las gigantes metasecuoyas, la cascada de flores de estilo italiano, un palacio barroco o una pequeña granja con cabras, ovejas y ponis.

Te sugiero que no te pierdas la casa de las mariposas donde podrás admirar más de 120 especies traídas de diferentes partes del planeta.

img_3666

6 recomendaciones sobre Constanza por Laura González

Otros lugares que visitar:
Lindau
Meersburg y su castillo
La isla de Reichenau y las pinturas murales medievales de sus iglesias (Patrimonio de la Humanidad por la Unesco)

Para desayunar:
Pano Bread & Coffee
Das Vogelhaus
Stadtkind
Café Auszeit

Restaurantes:
Konstanzer Wirtshaus (comida típica de la región)
Tamara’s Weinstube – zum guten Hirten (Dünnele, especialidad del Lago de Constanza)
Old Mary’s Pub (Dünnele)
Il Boccone (comida italiana)
Pfannkuchenhaus (comida típica de la región)
Holly’s (hamburguesas)
Wohnzimmer (hamburguesas)

Para salir de fiesta/ tomar un cóctel:
Blauer Engel (bar de cócteles)
Shambrock (pub irlandés)
Strandbar (durante el verano)
Wohnzimmer
Heimat Bar
Klimperkasten
Shots 

Para disfrutar de buenas vistas:
Hotel Viva Sky

Una experiencia inolvidable:
Un día en su carnaval.

 

“Probablemente Constanza sea pequeña en comparación con otras ciudades alemanas, pero es una hermosa ciudad y tiene una ubicación encantadora” Dietrich von Nieheim, siglo XV.

Gute Reise!

(Buen viaje en alemán)

¡Viaja con nosotros también en las redes sociales!

Dviajenviaje “El viajar no ocupa lugar”