El inicio de nuestro viaje por Tailandia fue en Bangkok, una ciudad cosmopolita con acento tailandés y de grandísimos contrastes.

IMG_4093.JPG

IMG_20170928_165503.jpg

Al llegar a la capital de Tailandia son muchas cosas las que sorprenden: el caótico tráfico, los tuk-tuk, los olores de las calles tan diferentes a los de Occidente,  las distintas alturas entre los edificios que evidencian la riqueza y la pobreza, los anuncios escritos en el indescifrable idioma tailandés, los miles de cables que van de un poste a otro por las calles, la fuerte y sofocante humedad, la suciedad … y con todo ello es una ciudad con rincones increíbles que la hacen especial.

DÍA 1

Palacio Real y el Buda Esmeralda

El primer lugar que visitamos en la ciudad fue el Palacio Real, principal icono y la mayor atracción turística de la ciudad. 

El gran complejo de edificios que forman el Palacio Real se comenzó a construir en 1783, un año después de la proclamación de Bangkok como nueva capital del país. Y en él descubrimos la extraordinaria arquitectura tailandesa y la devoción de los tailandeses a su rey y al Buda Esmeralda. 

IMG_7199.JPG
Chakri Maha Prasat. Edificio de estilo renacentista italiano que los monarcas utilizan para las grandes audiencias y las recepciones oficiales.
IMG_3935.JPG
Wat Phra Kaeo. (Un wat es un complejo de edificios religiosos que realiza tres funciones: monasterio budista, templo y centro comunitario)

Además de viajeros de todas partes del mundo, los tailandeses también lo visitan en masa  porque en su interior se encuentra la pequeña figura del Buda Esmeralda, el Buda más venerado de Tailandia. Esta estatua fue encontrada en 1434 en Chiang Rai y sólo puede ser tocada por el Rey, quien le cambia su vestimenta tres veces al año, al término de cada estación (húmeda, fría y cálida).

IMG_3956.JPG
Bot del Buda Esmeralda. (Un bot es el edificio más importante de los templos, el lugar donde los devotos realizan sus ofrendas).
IMG_3974.JPG
Adornos de porcelana, maravillosas figuras mitológicas doradas y otros muchos detalles que no habíamos visto antes fueron todo un regalo para nuestros ojos.
IMG_3934.JPG
Phra Si Rattana Chedi. Atesora un trozo de esternón de Buda. (Los chedis son estructuras sólidas que albergan una reliquia de Buda)

Algo insólito e histórico fue ser testigos de las honras fúnebres al Rey Bhumibol Adulyadej, fallecido el 13 de octubre de 2016 y al que se guardó un año de luto. Antes de entrar era realmente sorprendente ver a miles de tailandeses vestidos de negro que venían a despedirse ante el ataúd del que fue su Jefe de Estado durante 70 años.

IMG_4015

Buda reclinado (Wat Pho)

Muy cerca del Palacio Real se encuentra el templo Wat Pho que atesora el gran Buda reclinado, una espectacular imagen que mide 46 metros de largo y 15 metros de alto.

IMG_20170927_104856 retocada
Buda reclinado

La figura del Buda reclinado, que vimos en más templos durante nuestro viaje, representa la entrada de Buda en el Nirvana y el fin de todas sus reencarnaciones.

IMG_7226
Perspectiva del Buda reclinado desde los pies
IMG_4002.JPG
En uno de los laterales de un pasillo se encuentran 108 cuencos, en los que los visitantes al templo van depositando monedas, tras comprar un recipiente lleno de ellas. Se cree que esto da buena suerte y con el dinero recaudado se ayuda a los monjes a mantener el templo.

Aparte de la gran figura dorada, merece la pena recorrer el resto del complejo religioso, uno de los más antiguos y grandes de la ciudad.

IMG_4009.JPG
Claustro con imagenes de Buda.
IMG_7238.JPG
Chedis dentro del Wat Pho
IMG_7246.JPG
Claustro con imágenes de Buda

Buda de Oro (Wat Traimit)

El último templo que vimos en nuestra primera mañana fue el Wat Traimit que se encuentra en el barrio chino.

retocada IMG_7280.jpg
Wat Traimit

En este templo, tras subir sofocados los escalones que hay hasta lo alto, descubrimos el Buda de oro macizo más grande del mundo.

IMG_4024.JPG
Buda de Oro y fieles budistas rezando y realizando ofrendas.

La leyenda dice que pertenecía a Ayutthaya, antigua capital de Tailandia que fue saqueada y destruida por los birmanos. Para no ser descubierta fue tapada con una capa de yeso y trasportada a Bangkok. Y bajo la capa de yeso estuvo en un templo cerca del río hasta que éste en malas condiciones fue derrumbado. Como la imagen no cabía en ningún otro templo, se dejó en el exterior bajo un tejado de chapa. Hasta que en 1955 se construyó un nuevo templo en la ciudad y se decidió que allí estaría la imagen. Durante el traslado la estatua se cayó y agrietó y se dejó ver el Buda de Oro debajo del yeso.

IMG_4031.JPG
Parte posterior del Buda de Oro

Parque Lumphini

Después de almorzar en Silom Village, aprovechamos para pasear y ver uno de los pulmones de la ciudad.

IMG_4070
Estatua del Rey Rama VI a la entrada del parque
IMG_4090.JPG
Parque Lumphini
IMG_4077
Uno de los detalles más curiosos de nuestro paseo fue encontrar a una tailandesa grabándose tocando el violín mientras otra dormía en un banco.
IMG_4081.JPG
Uno de los dos lagos del parque Lumphini
IMG_4088
¡Y otra de las sorpresas del paseo fue ésta! Lagarto gigante llamado varano acuático, inofensivo para los seres humanos.

Skytrain

Rápido, barato y moderno. Montarnos en el “tren que va por el cielo” fue toda una experiencia. Sin duda, para Bangkok, una ciudad con más de 8 millones de habitantes, es un gran recurso alternativo al congestionado tráfico que hay en sus calles.

IMG_4097
Los billetes se pueden comprar en una máquina automática y el precio depende del número de las paradas que se realicen.
IMG_4100.JPG
Una de las cosas que nos llamó la atención fue lo educada que era la gente para hacer la cola.

Atardecer en la terraza de Sirocco

El Skytrain nos llevó desde la estación de Sala Daeng hasta la de Surasak. Y allí callejeamos y nos perdimos hasta llegar al Bar Sirocco ubicado dentro del hotel Lebua.

IMG_4111.JPG
Una de las calles por las que nos perdimos, en la que se aprecian los fuertes contrastes de la ciudad.
IMG_4138.JPG
Bar Sirocco en el Hotel Lebua
IMG_4140
Desde lo alto del hotel tuvimos una de las mejores vistas de Bangkok y pudimos observar la gran cantidad de rascacielos que posee la ciudad.
IMG_4141.JPG
Los cócteles no son los más baratos de la ciudad (835THB incluido impuestos, 21€ aproximadamente cada uno), pero son asequibles e ir hasta Bangkok y no disfrutar de sus increíbles vistas te saldrá más caro a la larga.

DÍA 2

Templo del Amanecer (Wat Arun)

El segundo día lo dedicamos a visitar Ayutthaya, ciudad Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. A la ida fuimos por carretera y a la vuelta en barco a través del río Chao Phraya. Desde allí divisamos el espectacular Templo del Amanecer (Wat Arun), que junto al Palacio Real que se encuentra justo enfrente, al otro lado del río, es uno de los símbolos de Bangkok.

IMG_7497.JPG
Templo del amanecer (Wat Arun). El origen de su nombre provine de Aruna, el dios indio del alba. Este icono de Tailandia aparece en la moneda de 10THB.

Mercado nocturno de Patpong

Y por último, antes de dejar la capital del país nos acercamos al mercado nocturno de Patpong donde practicamos nuestras habilidades de regateo.

IMG_20170928_200526
Puestos del mercado nocturno de Patpong. La nota negativa de la visita al mercado fue encontrar en los laterales clubs nocturnos con las puertas abiertas.

IMG_4136.JPG

“En algún sitio algo increíble espera ser descubierto”

Carl Sagan, astrónomo, astrofísico, cosmólogo y divulgador científico estadounidense.

Hasta aquí la primera entrada de nuestro viaje a Tailandia. Esperamos que les haya gustado. ¡Atentos al blog y a nuestro Facebook porque próximamente viajaremos a las ruinas de Ayuthaya, un lugar que no te dejará indiferente!

แล้วเจอกัน

(Laéw-jer-gan/ ¡Nos vemos pronto!)

 

¡Encuéntranos en las redes sociales!

Facebook

Twitter

logo blog.PNG

Descubre en este blog consejos para visitar:

El Hierro
Verona
Venecia
Camino de Santiago
Nueva York
Washington D.C
Málaga
La Orotava (Tenerife)
Berlín
Lleida
Tenerife
Jerez de la Frontera
Canet d’en Berenguer (Comunidad Valenciana)

“El viajar no ocupa lugar” Dviajenviaje.com

Anuncios